salud-higiene-laboral

Las condiciones de seguridad en el trabajo, en las que se realiza una actividad laboral, afectan muy directamente a la salud de los trabajadores que deben permanecer gran parte de la jornada diaria en unas determinadas circunstancias, adversas, neutras o favorables. Por eso, para defender a los trabajadores en este sentido, en todos los países se han ido estableciendo diferentes normas de salud e higiene en el trabajo.

En este sentido, se han tipificado situaciones catastróficas en el ámbito laboral, sucedidas con anterioridad para analizar los motivos que las desencadenaron.

De aquí se extrae una información muy útil para estudiar medidas de seguridad en el trabajo, y fijar una serie de pautas en relación a las condiciones en que se desarrolla cada tipo de actividad en relación a los aspectos ambientales, instalaciones, estado de la equipación, actitud de las empresas en cuánto a la prevención de riesgos por accidente y enfermedad en el ámbito laboral, y conductas apropiadas que deben cumplir los operarios, para evitar accidentes y mantener una buena salud laboral, estableciendo las medidas correctoras que sean necesarias.

salud e higiene en el trabajo

La OMS define la seguridad y salud laboral como concepto que incluye un adecuado medio ambiente laboral en el que se añade el desarrollo de las actividades siempre preservando la dignidad personal y en unas condiciones justas, que permitan la participación para mejorar las condiciones de seguridad en el trabajo, haciendo clara referencia no sólo al bienestar físico, sino también al bienestar mental y social.

Pero para conseguir ese adecuado entorno laboral, hay que analizar previamente todas las condiciones adversas que se deben eliminar o cambiar para evitar los riesgos de higiene y salud en el trabajo.

Se definen así los riesgos laborales existentes en cada sector y se cataloga su grado de mayor o menor gravedad.

  • Se consideran riesgos laborales toda situación potencial de sufrir un accidente o enfermedad derivada del trabajo que afecte a cada trabajador en el desempeño de sus labores. Hay que considerar tres aspectos diferenciados en cuanto a las condiciones de seguridad laboral, en las que se realiza cada determinada actividad, que son: físicas, medioambientales y de organización empresarial, porque cualquiera de ellas o todas juntas pueden alterar la salud de los trabajadores a nivel físico, psíquico o social.
  • A través de la prevención se consiguen fijar medidas de seguridad en el trabajo que minimices los riesgos y preserven la salud e higiene en todo tipo de puestos productivos.

Fases de la prevención de riesgos laborales para preservar la salud e higiene en el trabajo

  1. Identificación de riesgos laborales y peligros propios de cada lugar de trabajo y agentes negativos a evitar en el desarrollo de cada actividad.
  2. Evaluación de los riesgos en el trabajo, a la vista de situaciones sucedidas de mayor o menor gravedad, con el fin de adoptar medidas correctoras.
  3. Implantación de medidas de higiene industrial trabajo, que son un conjunto de pautas técnicas que permiten la evaluación, control y corrección preventivas y de mejora para la salud e higiene laboral, entre las que se encuentra el concepto de ergonomía en los puestos de trabajo, que permite obtener un equilibrio entre las aptitudes potenciales del trabajador y los requerimientos empresariales para compatibilizar de la mejor manera la productividad de cada operario dentro del sistema productivo.

salud e higiene en el trabajo

Las empresas deben por tanto cumplir una serie de normas de seguridad en el trabajo, que también afectan en otra medida a los trabajadores.

La tradición preventiva en materia de salud e higiene en el trabajo, se viene desarrollando progresivamente en nuestro país desde hace ya más de un siglo. Pero el marco que le da nombre a la normativa de prevención de riesgos laborales, es relativamente reciente, contando con algo más de veintidós años.

La normativa sobre prevención en materia de higiene y seguridad laboral, recoge genéricamente una serie de medidas y prácticas. Muchas de ellas están basadas en la responsabilidad y sentido común de las personas involucradas en el ámbito productivo. Así, encontramos el correcto uso de herramienta y maquinaria, actitudes positivas, de colaboración y respeto.

Normas básicas generales que deben cumplir las empresas en materia de salud e higiene en el trabajo

Entre las normas básicas de seguridad e higiene en el trabajo que deben conocer y cumplir las empresas están las siguientes:

  • Realizar las contrataciones con los trabajadores realmente cualificados y con formación suficiente para cada puesto, que además reciban una formación constante sobre los riesgos laborales propios de su actividad.
  • No poner en riesgo la salud laboral, integridad ni dignidad de los trabajadores primando objetivos económicos por encima del valor más importante que lo constituye la vida de las personas.
  • Realizar los cursos de formación siguiendo la normativa de prevención de riesgos laborales propios del sector de actividad, e impartir la formación preventiva general del sector y particular a los distintos puestos.
  • Dar ejemplo en el cumplimiento de las normas de seguridad e higiene en el trabajo.
  • Establecer los planes de prevención y medidas de emergencia correspondientes, y adoptar las medidas de protección laboral oportunas, en la parte propia en cuanto a revisión y mejoras en el estado de instalaciones y maquinaria, como en lo que respecta al control y cumplimiento por parte de los trabajadores, en cuanto a conductas que impliquen riesgos potenciales, y utilización de sistemas de protección individual.
  • Impartir a los trabajadores formación necesaria para el desempeño de su trabajo, sobre medidas de seguridad, sistemas de protección individual necesarios, y normas de higiene.
  • Facilitar cauces dinámicos de intercambio de información con los trabajadores y participación a través de vocales o representantes sindicales.

salud e higiene en el trabajo

La falta de cumplimiento de la normativa de seguridad y salud laboral por parte de las empresas, acarrea desde sanciones administrativas, hasta responsabilidades en materia penal. Incluso aunque no se produzca una situación irreversible, ya que determinadas situaciones en las condiciones de seguridad en el trabajo se pueden considerar delito o falta por acción u omisión dolosa o imprudente.

Además, la falta de cumplimiento de las normas de prevención de riesgos laborales desemboca, como mínimo, en un deterioro del clima laboral, absentismo y necesidad de realizar nuevas contrataciones, pérdidas productivas y de materia prima, mala imagen y aumento de la competencia.

Si necesitas conocer información más concreta referida a tu sector de actividad, puedes consultar en Gobierno de España Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Y recuerda que en Web de Salud tratamos este y otros temas. ¡No olvides compartir en tus redes sociales!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here