ayuno intermitente

El ayuno intermitente ha conseguido convertirse en tendencia en los últimos años debido a los amplios beneficios que supone para la salud. ¿Te ha entrado el gusanillo de saber de qué trata y cómo hacer una dieta basada en este concepto? A pesar de lo que puedas imaginar, este no es tan novedoso como parece.

¿Y si te contamos, en una completa y sencilla guía, cómo hacer ayuno intermitente sin poner en riesgo tu bienestar? Esta práctica es el centro de una gran cantidad de mitos que la han descalificado y reducido a una simple moda entre aficionados, pero la realidad va mucho más allá de eso. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el ayuno intermitente?

El ayuno intermitente es un tipo de dieta en la que se alternan periodos de consumo de alimentos y abstinencia para controlar de manera equilibrada las ingestas que hacemos a lo largo del día. Sus diferentes formas de llevarla a cabo varían entre las 16 a las 24 horas, e incluso más de una jornada completa.

Consideramos que esto, en primera instancia, puede dar miedo. Nadie está preparado para dejar de comer durante largos plazos de tiempo sin una preparación previa y la ayuda profesional adecuada, pero el ayuno es una práctica más común de lo que piensas

¿Sabías que los expertos en nutrición suelen recomendar esta dieta de ayuno intermitente? Esto es debido a los grandes beneficios que aporta al cuerpo humano. ¡Eso sí! Siempre bajo unos parámetros saludables y una correcta alimentación rica en fruta, verdura, cereales, legumbres y proteínas.

diesta de ayuno intermitente

Tipos de ayuno intermitente: ¿cómo funcionan?

En la actualidad, existen diferentes formas de realizar una dieta de ayuno intermitente atendiendo a las diferentes necesidades de las personas. Es por eso por lo que siempre deberías escoger la opción de consultar a un especialista que te asesore y sea una mano que te guíe en el proceso.

Por el momento, nosotros vamos a contarte algunos de los tipos comunes que adoptan los más atrevidos. ¡Escucha y aprende!

Ayuno intermitente de 12 horas

El ayuno de 12 horas está pensado para los principiantes que han decidido intentar este nuevo método para mejorar la calidad de su salud y, en ocasiones, bajar de peso o reducir músculo.

Se trata de una dieta en la que el paciente deberá pasar un total de doce horas sin comer todos los días de la semana. Es la forma más sencilla, pues lo más recurrente es que se apliquen durante las horas de sueño. Por ejemplo, terminar de cenar a las 20:00 y no comer nada hasta las 08:00 de la mañana siguiente.

Ayuno intermitente de 16 horas

¿No te ha funcionado el ayuno intermitente de 12 horas? Quizá sea el momento de pasar, si crees que puedes con ello, a la de 16 horas o método 16:8, dejando solo un periodo de ocho horas al día para poder comer lo que necesites (aunque siempre será mejor que sean alimentos saludables).

Un ejemplo de cómo podrías hacer ayuno con esta metodología es usar también las horas de sueño. Al terminar de cenar a las 20:00 de la noche, no volverás a comer nada hasta el mediodía del día siguiente, a las 12:00.

Ayuno intermitente de 24 horas

Seguramente este sea el método en el que estabas pensando al buscar la manera de hacer una dieta de ayuno intermitente, pues es probable que sea la forma más conocida en el sector. En ella, la persona implicada deberá dejar de comer durante periodos de 24 horas, aplicándose el comer-parar-comer.

¡Pero cuidado! Esto no significa que se prohíba la ingesta de alimentos en este tiempo, sino que podrás tomar agua, té u otras bebidas sin calorías que te ayuden en los efectos secundarios más comunes: cansancio, irritabilidad o dolor de cabeza.

ayuno intermitente que es

Ayuno de 2 días a la semana

¡Este método es para los valientes! La dieta de ayuno intermitente 5:2 alterna dos días en casi abstinencia completa y 5 días consumiendo tu alimentación normal, una forma de reducir de forma exponencial las calorías que se toman durante tu día a día. 

Te recomendamos que, antes de comenzar esta técnica novedosa, hayas practicado con otros métodos como el de las 16 o las 24 horas, ya que se trata de un proceso complicado si empiezas desde cero¿Te han quedado claras todas las modalidades en las que puedes realizar una dieta intermitente? Ahora solo queda “tirarte a la piscina” y encontrar al nutricionista que actúe como una mano amiga en el camino.

Beneficios de seguir una dieta de ayuno intermitente

Seguramente te estés preguntando cuáles son esos beneficios del ayuno intermitente de los que todo el mundo habla, ¡y es que no es para menos! A pesar de que se trate de una dieta que pueda asustar al principio, esta dispone de grandes ventajas para quien la realiza:

  • Mejora la sensibilidad hacia la insulina
  • Permite una mejor circulación de la sangre y reduce la presión sanguínea
  • Facilita el adelgazamiento mediante la quema de grasas
  • Aumenta la capacidad de atención y concentración
  • Frena el envejecimiento de las células de la piel
  • Controla el apetito de tu metabolismo

ayuno intermitente tipos

¿Se puede perder peso con el ayuno intermitente?

¡Por supuesto! Siempre y cuando reduzcas las calorías que consumes durante los periodos de ingesta. Es decir, de nada sirve hacer etapas de ayuno cada cierto tiempo, si en los momentos en los que comes te alimentas con un hábito poco saludable. 

Es importante que sepas la importancia de una dieta equilibrada (con todo tipo de nutrientes y proteínas) aunque estés en un método de ayuno intermitente. 

¿Es normal estar más cansado con una dieta de ayuno intermitente?

Sí, es totalmente normal. Cuando reduces el consumo de alimentos durante tu dieta intermitente hasta periodos de ayuno, suele aparecer en nuestro ánimo un estado de irritabilidad y tensión. ¡No te preocupes! Lo único que puedes hacer es controlarlo y seguir tu método para acostumbrar a tu cuerpo.

¿Te ha servido este post sobre las dietas de ayuno intermitente? Puedes seguir leyendo los artículos de nuestra web para enterarte de las últimas novedades en el mundo de la alimentación y la nutrición. ¡Te esperamos!