dieta cetogenica

Con el auge de influencers y coaches en los últimos años gracias a las redes sociales (muchos de ellos especializados en salud o belleza) nos encontramos con una enorme cantidad de dietas y métodos para mantenerse en forma, ganar músculo o perder peso. Entre ellas, una de las más conocidas (y quizá más polémicas) es la dieta keto o dieta cetogénica.

Pero, ¿sabes realmente en qué consiste esta dieta cetogénica? ¿Conoces las virtudes y precauciones con las que debes contar antes de lanzarte a hacer una? En Web de Salud nos hemos propuesto abordar este tipo de dieta para profundizar en sus beneficios y contraindicaciones que pueda tener.

¡Acompáñanos!

¿En qué consiste la dieta cetogénica?

Por lo general, lo que se busca conseguir con la dieta cetogénica es perder peso, pero ¿cómo consigue nuestro cuerpo bajar esos kilos que tenemos de más?

Con este método, llevamos a nuestro organismo a un estado llamado cetosis, que consiste en aprovechar de nuestra grasa corporal la energía que necesitamos en nuestro día a día, ya que reduciendo casi al límite nuestra ingesta de hidratos de carbono. De esta forma, conseguimos quemar esa grasa que nos sobra.

Hasta aquí todo son buenas noticias, ¿no? Pero antes hemos mencionado que se trata de una dieta polémica, y tenemos nuestras razones: no es precisamente la dieta favorita de los profesionales de la salud. A continuación, te explicaremos las virtudes de esta dieta y cómo disminuir sus consecuencias negativas.

Virtudes de la dieta cetogénica

Es muy efectiva

Sí, no hay lugar a dudas: es una dieta difícil de seguir, pero con fuerza de voluntad y constancia, podremos conseguir unos resultados espectaculares en poco tiempo. Al fin y al cabo, estamos obligando a nuestro cuerpo a quemar la grasa que tenemos, ya que será nuestra única fuente de energía.

Ayuda a controlar nuestro colesterol

Otra de las ventajas de la dieta cetogénica es que es una gran aliada a la hora de controlar nuestro nivel de colesterol en sangre, ya que reducimos la cantidad de triglicéridos y aumentamos el colesterol HDL (el que llamamos normalmente “colesterol bueno”).

Por supuesto, todo esto no se cumplirá si abusamos de grasas saturadas en los alimentos de la dieta. Recuerda: alimentos como el aguacate, el aceite de oliva virgen o los frutos secos son los que nos proporcionan grasas saludables.

¿Una dieta que sacia?

Parece un milagro, pero es una dieta con la que no vas a pasar hambre. ¿Cómo es posible? Te preguntarás. Pues no tiene mayor misterio: es una dieta enfocada a consumir alimentos muy ricos en grasas saludables y proteínas, como derivados de la leche, huevos, etc.

dieta cetogenica

Mejora nuestro nivel de azúcar

Es una dieta perfecta para enfermos de diabetes tipo 2, ya que no conseguimos nuestra energía de la glucosa.

Precauciones de la dieta cetogénica

La dieta cetogénica es un método extremo para reducir peso, por lo que deberíamos tomar ciertas precauciones para no sufrir problemas de salud graves.

Déficit de vitaminas

Con la dieta cetogénica estamos prescindiendo casi por completo de nutrientes muy necesarios para una alimentación saludable como son los que contienen las frutas y las verduras.

Estamos hablando de vitaminas y minerales que nos hacen falta para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Una forma de compensar este déficit es utilizar complejos vitamínicos.

Pérdida de hidratación

Como nuestro cuerpo ya no utiliza la glucosa que sacamos de los hidratos de carbono, nuestra sangre se vuelve más ácida y necesitamos una mayor hidratación (que no podremos sacar de zumos de frutas, por ejemplo, ya que contienen azúcares).

Tendremos que ingerir cantidades abundantes de agua u otros alimentos basados en agua y que no contengan hidratos de carbono, como un buen caldo.

Incremento de estreñimiento

No consumiremos apenas fruta o verdura con la dieta keto, por lo que nuestro aporte de fibra se verá reducido en gran cantidad.

Además, como ya hemos visto antes, la deshidratación que sufriremos con esta dieta acrecentará nuestro estreñimiento. Para intentar que esto no suceda, podremos consumir verduras sin almidón o cereales bajos en carbohidratos como el salvado de trigo.

Disminución del rendimiento físico los primeros días y mal aliento

Aunque la dieta cetogénica proporciona grandes cantidades de energía cuando se lleva un tiempo con ella, los cuerpos cetónicos que producimos y la falta de carbohidratos y vitaminas en nuestro organismo, nos llevará a un estado de cansancio y desgana continuado, que actúa principalmente al comienzo de la misma.

Además, otra de las desventajas que sufriremos por esto es una sensación de aliento metálico, que se hará latente en un olor un tanto desagradable.

dieta cetogenica

Para terminar, solamente nos queda darte un consejo (que probablemente habrás escuchado millones de veces): consulta con tu médico o nutricionista cualquier cambio en tu dieta. Perder peso es importante para un estado de forma óptimo, pero solamente si lo hacemos bien y de una forma saludable.

¿Tienes alguna duda sobre la dieta cetógénica? ¿La has llevado a cabo y te gustaría comentarnos tu experiencia? Háznoslo saber en nuestra caja de comentarios, estaremos encantados de leerte.

Recuerda que en Web de Salud tratamos este y otros temas de alimentación y estilo de vida. Si quieres proponernos alguno que no hayamos tratado aún, estamos siempre abiertos a sugerencias.

¡No olvides compartir este artículo en tus redes sociales!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here