alergia acaros

La alergia a los ácaros es una condición o reacción que producen unos diminutos insectos de la familia de los arácnidos que generalmente habitan en el polvo de los hogares. Por ello, muchas personas afirman “tener alergia al polvo”.

La alergia a los ácaros se caracteriza por presentar algunos síntomas y signos como estornudos, goteo nasal frecuente y, en muchos casos, produce dificultad para respirar, silbido en la respiración y síntomas más complejos como asma.

¿Qué son los ácaros?

Los ácaros son unos insectos que habitan en el polvo y se alimentan de las células de piel de las personas. Por lo general, se encuentran en la cama, muebles tapizados, alfombras, cortinas o peluches, entre otros. Estos insectos milimétricos son el agente causal de la común alergia a los ácaros.

Los ácaros del polvo se alimentan de la piel que pierden las personas y absorben la humedad del ambiente. El polvo donde habitan los ácaros contiene, además, cuerpos en descomposición de otros ácaros y excremento de los mismos.  Estos desechos son los que provocan las alergias en los seres humanos.

Síntomas de alergia a los ácaros

Los ácaros provocan en los seres humanos una reacción alérgica muy recurrente. Un paciente con alergia a los ácaros presenta los siguientes síntomas:

  • La inflamación de las fosas nasales.
  • Goteo nasal y pos nasal.
  • Ojos rojos.
  • Congestión nasal
  • Picor constante en la nariz y en garganta.
  • Dolor facial (los pacientes refieren una especie de presión facial).
  • Picor en los ojos y lagrimeo.
  • Piel inflamada debajo de los ojos.
  • Tendencia a frotar la nariz hacia arriba frecuentemente.

La alergia de los ácaros complica a los pacientes con patologías como asma, produciendo en episodios alérgicos más complejos dificultad para respirar, dolor en el pecho o tórax, silbido en la respiración al exhalar o insomnio causado por el malestar, entre otros.

Tipos de alergia a los ácaros

Existen dos tipos de alergia a los ácaros: una leve y otra intensa.  La alergia a los ácaros leve produce los síntomas ocasionales de goteo nasal o moqueo, estornudos frecuentes y ojos llorosos.

Por su parte, la alergia a los ácaros intensa puede convertirse en una alergia crónica generando los síntomas constantes como tos, congestión nasal, presión facial y ataques de asma.

acaros en casa

Causas de la alergia a los ácaros

Las causas de la molesta alergia a los ácaros residen en una reacción del sistema inmunitario que poseemos lo seres humanos ante la presencia de una sustancia o elemento extraño.

En este caso, los ácaros del polvo activan a los anticuerpos del sistema inmunológico produciendo una respuesta inflamatoria en las fosas nasales y a nivel pulmonar para evitar el ingreso de este elemento extraño o invasor al organismo.

Si la persona mantiene constante contacto con ácaros, el sistema inmune producirá una inflamación constante o crónica que es asociada con el asma y otras enfermedades respiratorias.

Complicaciones de la alergia a los ácaros

Si no son tratadas, las alergias a los ácaros pueden presentar diversas complicaciones en seres humanos  como las siguientes:

  • Asma: Si eres asmático y estás en constante exposición a los ácaros del polvo, te resultará difícil controlar los síntomas de esta enfermedad respiratoria. Lo que posiblemente ocasionará atención médica de inmediato.
  • Infección en senos paranasales: Si un paciente con alergia a los ácaros está en constante exposición con este agente alérgeno, puede producir una inflamación crónica de las fosas nasales obstruyendo los senos paranasales o sinusitis.

Trucos caseros para eliminar los ácaros

Para evitar la molesta alergia a los ácaros y las posibles complicaciones para la salud que ella genera, lo recomendable es utilizar diversos trucos y remedios caseros para eliminar el hábitat del agente que la causa.

A continuación te mostramos unos trucos para reducir el polvo de tu casa y mantener controlada la alergia a los ácaros:

Cambia toda la ropa de cama semanalmente

Incluso antes. Utiliza una temperatura mayor a 50°C para matar los ácaros. Otra opción es lavar comúnmente y luego colocarla en la secadora al menos por quince minutos. Los ácaros absorben la humedad, por tanto es muy recomendable que la mantengas regulada. Puedes usar un deshumificador o el aire acondicionado para regularla. Si está a tu alcance, puedes comprar un higrómetro que consigues en ferreterías y ajustar el nivel de la humedad al 50%.

Si tienes alergia a los ácaros adquiere fundas a prueba de alérgenos o polvo para colchones y almohadas. Estas fundas están especialmente confeccionadas con telas de tejido ajustado para evitar que los ácaros se queden en tu cama causándote alergias.

Trata en la medida de lo posible no tener peluches en tu habitación

Pero si quieres tenerlos, compra aquellos que se pueden lavar y hazlo frecuentemente con agua caliente. No los coloques en la cama.

Ropa de cama fácil de limpiar

Hay algunos cubre camas que juntan polvo con facilidad, deshazte de ellos, y elige para tu ropa de cama, materiales que sean fáciles de limpiar y que no acumulen polvo.

Desecha las alfombras y tapizados

Aunque son bonitas y van bien en la decoración de los espacios, está comprobado que son el lugar ideal para los ácaros. Para evitar las alergias a los ácaros del polvo prefiere suelos de madera, vinilo, cerámica, linóleo y otros que no acumulen el polvo en tu habitación.

Cambia muebles tapizados, cortinas, persianas que acumulen polvo  por otros elementos decorativos que eviten la proliferación de ácaros en tu habitación y las de los miembros de tu familia.

Mantén una decoración minimalista y ordenada

Para mantener alejada la alergia a los ácaros, elimina todo lo que acumule polvo: adornos, libros, roperos, sombreros y otros.

No olvides instalar filtros de calidad en aires acondicionados y calderas, que eviten la humedad y la proliferación del polvo y ácaros en casa.

Limpia tus espacios con un trapo húmedo

En el mercado encuentras implementos y productos de limpieza del hogar que te ayudan a eliminar el polvo. Es importante pasar un paño húmedo para retirar el máximo polvo posible.

Pasar la aspiradora

Es siempre efectiva para aspirar muebles tapizados y alfombras (si no puedes deshacerte de ellos). Úsala frecuentemente con bolsa doble para evitar las emisiones de polvo. La persona alérgica a los ácaros no debe estar en la habitación durante su uso. Lo recomendable es que entre pasadas dos horas desde que se realizó la limpieza con la aspiradora.alergia al polvo sintomas

Y hasta aquí nuestro artículo sobre la alergia a los ácaros. ¿Te ha servido de ayuda? Pues compártelo en tus redes sociales.