mitos blanqueamiento dental portada

Un día te miras al espejo y sonríes. Lo primero que piensas es en tener los dientes blancos y brillantes como en los anuncios publicitarios. Es así como procedes a buscar información sobre el tema y encuentras una serie de mitos del blanqueamiento dental que solo contribuyen a difundir falsa información y generar una serie de falsas creencias sobre este método de estética dental.

En este artículo explicaremos brevemente qué es el blanqueamiento dental y cuáles son los mitos más frecuentes sobre este tema para poder explicarlos y justificar el porqué no deberías guiarte por ellas para no dañar tu higiene bucal.

¿Qué es el blanqueamiento dental?

Al hablar de blanqueamiento dental, nos referimos a un tratamiento estético que te permitirá lucir unos dientes más blancos de forma indolora. Con este tratamiento podrás eliminar las manchas generadas por el consumo del café, el tabaco o refrescos con colorantes, así como eliminar el efecto amarillento que suele presentar una dentadura.

Por lo general se aplican el peróxido de hidrógeno o carbamida para blanquear los dientes. El mismo consiste en la introducción del oxígeno en el esmalte para llegar hasta la dentina. De esa forma, el tono de la dentadura cambia hasta lograr ese blanco deseado para una sonrisa perfecta.

Cuáles son los mitos del blanqueamiento dental

Ya sea porque te lo hayan contado tus amigos o tengas a mano las famosas recetas de la abuela, es muy probable que tengas conceptos erróneos sobre este tratamiento estético.

Por ese motivo, trataremos de explicar los mitos más comunes sobre el blanqueamiento dental y cuáles son las verdades de cada uno de ellos.

blanqueamiento dental

El blanqueamiento y la sensibilidad dental

Es muy probable que, cuando les hayas dicho a tus familiares que deseas blanquear tu dentadura, te hayan advertido de que este procedimiento aumentará la sensibilidad de las encías.

Esta afirmación puede variar acorde al tipo de tratamiento, por ejemplo, si lo realizas mediante láser. También puede variar acorde a la salud dental de la persona.

La verdad es que la sensibilidad es común en dicho tratamiento. Sin embargo, se pueden tomar algunas precauciones para evitar su prolongación y volverlo un efecto secundario transitorio que desaparecerá conforme pase el tiempo.

El blanqueamiento dental daña el esmalte

Esto puede variar de acuerdo al tratamiento o método de blanqueamiento dental que hayas optado, así como también la persona quien la lleva a cabo.

Sin embargo, el daño del esmalte a causa del blanqueamiento dental es un mito, en especial si lo realiza un profesional cualificado que se encargará de no dañar la estructura dentaria.

El blanqueamiento casero no funciona

Sí y no. Existen muchos métodos de blanqueamientos caseros que pueden o no surtir efecto. Pero como siempre repetimos, si quieres obtener mejores resultados, lo mejor es acudir con un profesional.

Por lo general, los tratamientos de farmacia ayudan a mantener el color después del blanqueamiento profesional. Así que estos métodos caseros debes usarlos como un refuerzo para que tus dientes sigan siendo blancos por mucho tiempo.

Las pastas blanqueadoras son efectivas

En el supermercado abundan las pastas dentales con supuestos “efectos blanqueadores”. Lamentablemente, estos productos cuentan con un nivel de peróxido muy bajo, por lo cual esta afirmación es tan solo un mito y solo provocará decepción.

Lo que sí puede pasar es que las pastas dentales blanqueadoras eliminan las manchas externas de ciertas comidas o bebidas, generando así la impresión de una dentadura blanca y brillante. Así es que, al igual que los geles caseros, las pastas dentales solo deben servir como refuerzo, nunca como reemplazo.

Los dientes blancos duran para siempre

Otro de los mitos del blanqueamiento dental es que este tratamiento cuenta con efectos permanentes. En realidad, la duración puede variar entre uno a tres años, donde es necesario un refuerzo o mantenimiento anual para evitar que los dientes se oscurezcan con el tiempo.

El bicarbonato de sodio blanquea los dientes

El bicarbonato de sodio cuenta con tantas variedades de uso que todo el mundo lo recomienda para cualquier tipo de tareas hogareñas o tratamientos de belleza. Incluso muchos aseguran que si lo mezclas con limón y agua oxigenada podrás obtener los mejores resultados.

Lamentablemente el bicarbonato de sodio no blanquea los dientes. Ni tampoco ninguno de los ingredientes mencionados. Al contrario, solo provocarán un daño severo al esmalte dental y ahí sí que aumentará la sensibilidad dental, por lo cual es un mito que no debes practicarlo nunca.

Cualquiera puede blanquearse los dientes

Otro mito del blanqueamiento dental es creer que todas las personas pueden someterse a ese tratamiento. Si tienes menos de quince años, tu esmalte aún no está completamente formado, por lo cual debes esperar un buen tiempo para obtener una dentadura brillante.

Tampoco aplica a mujeres embarazadas o cualquier paciente con problemas periodontales. Y si sufres de alergias, te recomendamos consultar con un alergista para saber si los componentes no te provocarían reacciones o irritaciones en las encías.

El blanqueamiento causa cáncer

No existe ningún estudio que demuestre que los compuestos blanqueadores puedan generar cáncer. Así es que, si escuchas esto, siéntete tranquilo de saber que solo se trata de información falsa.

blanqueamiento

Consejos para el blanqueamiento dental

Como hemos mencionado en algunos de los mitos del blanqueamiento dental, los tratamientos caseros solo deben servir como refuerzo.

Por lo tanto, recomendamos acudir a un profesional para que puedas obtener los mejores resultados.

Para saber más al respecto, contacta con una de las mejores clínicas dentales de Madrid.

Si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo en tus redes sociales.